Liberticidio : El crimen de los populistas

 

“El populismo ha sido un mal endémico de América Latina. El líder populista arenga al pueblo contra el “no pueblo”, anuncia el amanecer de la historia, promete el cielo en la tierra. Cuando llega al poder, micrófono en mano decreta la verdad oficial, desquicia la economía, azuza el odio de clases, mantiene a las masas en continua movilización, desdeña los parlamentos, manipula las elecciones, acota las libertades”

-ENRIQUE KRAUZE-

Cómo todos sabemos, la situación que hoy en día vive Venezuela es desoladora, la privación de los derechos fundamentales de los ciudadanos por parte de un gobierno dictatorial con planes a perpetuarse en el poder, han dejado a su población sumida en la desesperanza y el agobio por no poder gozar de la PAZ y la LIBERTAD. Sin embargo, dolorosamente este hecho se ha tornado algo así como “común”. Podemos ver un noticiero o un documental del día a día que viven nuestros hermanos venezolanos y quizás no tengamos más que un comentario de lamento o un hondo suspiro para pasar el mal trago de lo que vimos en la tv o en alguna red social.

Quizás no estemos completamente informados sobre qué es lo que realmente pasa en Venezuela. Y la razón de este conflicto, en personal opinión, es que el país sudamericano está sufriendo las consecuencias de un gobierno populista, máximo representante del socialismo del siglo XXI, quien los está privando de sus derechos fundamentales.

El Preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos comienza diciendo: “Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”…[i]

Y el Art. 3 de la misma dice: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”.

¿HAY LIBERTAD, JUSTICIA Y PAZ EN VENEZUELA Y EN TODOS LOS PAÍSES DE IBEROAMÉRICA?

El actual mandatario de Venezuela Nicolás Maduro, ha privado a los venezolanos del ejercicio de su libertad, ha ido paulatinamente prohibiendo la libertad de crítica, de expresión, de opinión y hasta la libertad religiosa. Ha censurado canales de televisión y medios de comunicación y conectividad a internet. Su régimen ha terminado incluso con la vida de opositores a su gobierno y de miles de ciudadanos que alzaron su voz en contra de la corrupción de la que son víctimas y por la que están muriendo día a día.

¿QUÉ ES ESTO DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI?

En América Latina, dada la fuerte influencia marxista, el discurso populista derivado de ella ha puesto siempre el énfasis en la igualdad material.[ii]

Cada vez que el populista llega al poder para hacer “más iguales” a todos, lo que hace es concentrar el poder en sus manos incrementando la desigualdad y condenando a la población a mayor miseria material.[iii]

Tenemos, además de el de Maduro heredado de Chávez, como ejemplos, los gobiernos de los Kirchner en Argentina, Dilma Rousseff o la familia Bachelet, envuelta hoy en grandes escándalos de corrupción, para mostrar la paradoja del discurso y los actos de los populistas. Todos ellos y tantos otros gobernantes latinoamericanos se hicieron millonarios mientras pontificaban sobre la igualdad. Obviamente esto se aplica a izquierdas y derechas (la corrupción de Menem en Argentina y Fujimori en Perú por ejemplo). Pero el carácter específico del caso de las izquierdas es que hacen, como Fidel,  de la igualdad su gran bandera de lucha mientras se llenan los bolsillos.[iv]

Guardando las distancias históricas y culturales, el elemento ideológico antiliberal, anti individualista y anti capitalista radical fue tan de la escencia del nazismo y del fascismo como lo es del socialismo populista del pasado y del socialismo del siglo XXI promovido por Chávez y sus seguidores latinoamericanos y europeos en general.[v]

El Socialismo del siglo XXI y nuestros populistas socialistas en general no son más que una proyección de ideologías  fascistas/socialistas que detestan la libertad, adoran el Estado y buscan incrementar su poder para aniquilar el espacio del individuo mediante la destrucción de las instituciones políticas y económicas liberales.[vi]

Un ataque deliberado a la libertad individual es un ataque al derecho a la libertad proclamado por toda la comunidad internacional como un derecho humano fundamental.

Siguiendo el análisis de Axel Kaiser y Gloria Álvarez, autores del libro “El engaño populista”, existen al menos cinco desviaciones que configuran la mentalidad populista:

1)_ Desprecio por la libertad individual  e Idolatría por el Estado (lo que emparenta a nuestros  populistas socialistas con populistas totalitarios como Hitler y Mussolini).

2)_ Complejo de víctima (según el cuál, todos nuestros males han sido siempre culpa de otros menos nuestra propia incapacidad por desarrollar instituciones que nos permitan salir adelante).

3)_ Paranoia “anti-neoliberal” (según la cuál todo lo relacionado con el libre mercado es el origen último de nuestra miseria).

4)_ Pretención democrática con la que se viste el populismo para intentar legitimar su proyecto de concentración del poder.

5)_ Obsesión igualitarista (que se utiliza como pretexto para incrementar el poder del Estado y así, enriquecer al grupo político en el poder a expensas de las poblaciones, beneficiando también a los amigos del populista y abriendo las puertas de par en par a una desatada corrupción). [vii]

CASO VENEZUELA

Todas las cualidades anteriormente citadas están relacionadas íntimamente con el régimen del actual mandatario venezolano Nicolás Maduro.

Venezuela es el caso más delirante sobre los resultados del socialismo del siglo XXI y de políticas populistas. La corrupción en Venezuela está totalmente desbocada[viii].

Hace ya tres años, The Economist reportaba de manera elocuente la miseria a la que las políticas socialistas han condenado a la población venezolana:

“Diecisés años después de que Hugo Chávez asumió el poder en Venezuela y dos años después de su muerte su “Revolución Bolivariana” se enfrenta a las amenazas más graves para su supervivencia. El régimen se está quedando sin dinero para importar necesidades y pagar sus deudas. Hay escasez de bienes básicos, de leche y de harina, hasta champú y pañales desechables. Colas, a menudo de varios centenares de personas, se forman cada día afuera de los supermercados. Diez pacientes del Hospital Universitario de Caracas murieron durante el período de Navidad a causa de la escasez de las válvulas del corazón”.[ix]

Hoy sabemos que esta situación ha empeorado en todos los sentidos al punto de encontrarse el país sudamericano sumergido en un estado de emergencia sanitaria, política, social y económica.

Con este escenario desolador actualmente el gobierno del líder chavista sigue siendo el dueño del poder sin ningún tipo de consecuencias.

La presión diplomática internacional debe seguir siendo la estrategia principal contra los continuos excesos del régimen venezolano.

“La mentalidad populista es liberticida”[x] . Maduro es liberticida[xi].

Los países iberoamericanos y de todo el mundo deben unirse en una voz que condene el régimen dictatorial de Maduro y le devuelva a sus ciudadanos la esperanza de una vida mejor y de los DERECHOS HUMANOS a la PAZ, la JUSTICIA y la LIBERTAD que les pertenecen.

Milagros Martínez Moisés

Argentina

25 Años

Estudiante de Lic. en Relaciones Internacionales

[i] http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

[ii] Kaiser, Axel; Álvarez, Gloria. El Engaño Populista. Por qué se arruinan nuestros países y cómo rescatarlos. Ariel, Bogotá, Colombia, 2016. Pág. 65

[iii] Idem, pág. 65

[iv] Idem, pág. 66

[v] Idem, pág. 25

[vi] Idem, pág. 29

[vii] Idem, págs 21-22.

[viii] Idem, pág. 67

[ix] The Economist, The revolution at bay, 14 de febrero, 2015.

[x] Idem, pág. 23

[xi] La expresión es personal de la autora del artículo.

 

3 comentarios en “Liberticidio : El crimen de los populistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *