“La mujer en la ley y en la realidad: Aún existe discriminación cotidiana”

Por: Abigaíl Echeverría, voluntaria JI (Argentina)

 

La concepción del sexo mujer ha ido evolucionando a lo largo de la historia, partiendo de una desigualdad entre hombres y mujeres que se ha manifestado desde los inicios de la humanidad, como se observa en la cita bíblica: “Adán fue creado primero y, Dios, al verlo solo, decidió que necesitaba una compañera que fue creada partiendo de una costilla de Adán”[1]

Si bien los gobiernos han tratado de erradicar este problema que aqueja a nivel internacional, en la actualidad no se ha eliminado por completo.

Podemos mencionar como una de los avances sobre la eliminación de discriminación a los diferentes Tratados Internacionales firmado entre los países tales como:

  • Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
  • Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Algunos Instrumentos Internacionales como Declaraciones, Convenios, Conferencias y Pactos relevantes, se refieren a continuación:

  • Convención Sobre Nacionalidad de la Mujer: fue suscrita el 26 de diciembre de 1933 por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que establece la prohibición de discriminar por razón del sexo en materia de nacionalidad.
  • Convención Interamericana sobre concesión de los Derechos Políticos a la Mujer: aprobada en la Novena Conferencia Internacional Americana celebrada en el año 1948, establece para las partes contratantes, que el derecho al voto y a ser electo/a para un cargo nacional no deberá negarse o restringirse por razones de sexo.
  • Declaración Universal de Derechos Humanos: fue aprobada por la Asamblea General de la ONU, en Resolución 217 de 10 de diciembre 1948. Esta declaración universal, constituye el documento jurídico base, sobre el que se trabaja el tema de los derechos humanos a nivel legislativo.[2]

En cuanto a Latinoamérica,  el empoderamiento que han tenido las mujeres en la sociedad cada vez se acentúa más ya que han demostrado poder estar en igualdad de condiciones con el sexo opuesto.

El rol que a mi punto de vista, tiene una mujer joven hoy en día en la sociedad de los países Iberoamericanos es el de una persona sin ataduras, que puede realizar las actividades que desee siendo uno de los requisitos su aptitud y no su condición de mujer. No obstante sigue existiendo en el ámbito laboral, trabajos donde no se admite su participación, en lo cual estoy de acuerdo ya que hay trabajos que no podría una mujer realizar sin poner en peligro su seguridad. Es decir, que mientras el fundamento sea la seguridad, está bien que no se admita a una mujer a ese puesto.

En las cuestiones políticas y sociales de una mujer en mi país, se ha observado una importante participación y en ascenso de las mujeres en el ámbito político. Ya que podemos observar lo ocurrido en las PASO en 2017; ya que en ese año, la mayor parte de las listas siguieron estando encabezadas por hombres, pero hubo una mejora de 10 puntos, es decir, alcanza el 30%. Cuando se analiza el segundo lugar en las listas de ese año, el porcentaje de mujeres aumenta a 77%.[3]

En mi opinión, la manera de poder mejorar y de que la inclusión de la mujer no sea una utopía y se convierta en algo que se lleve a la práctica, es mediante la concientización, que debe ser llevado tanto por los padres para con sus hijos desde la niñez, y a través de la educación, por medio de talleres de ética de enseñanza de inclusión dirigido a adolescentes.

En el ámbito político y laboral, si bien en mi país se observa la inclusión de la mujer mediante leyes, no es así en cuanto al trato, ya que en casos aislados puede observarse cierto grado de discriminación.

Arribo como conclusión que la discriminación de género produce muchas consecuencias, como el acoso y la violencia en el ámbito laboral, es decir que erradicar la discriminación de la mujer en todas sus perspectivas ha de ser un objetivo a cumplir mediante el trabajo constante que llevará tiempo, pero que es necesario para que dejemos a las generaciones futuras un mundo mejor.

[1] Génesis

[2] https://www.medellin.gov.co/irj/go/km/docs/wpccontent/Sites/Subportal%20del%20Ciudadano/Equidad%20de%20G%C3%A9nero/Secciones/Plantillas%20Gen%C3%A9ricas/Documentos/2011/Sem%20Comunicaci%C3%B3n%20Equidad/017%20Convenciones%20internacionales%20sobre%20la%20mujer.pdf

[3] https://www.lanacion.com.ar/2046992-listas-mujeres

Abigaíl Araceli Echeverría Quispe

Argentina

25 años

Estudiante de Derecho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *